Blogia
bLog USMIJ

LA PLUMA MÁGICA por V. M. P.

LA PLUMA MÁGICA por V. M. P.

A partir de la fotografía mostrada, dejamos que nuestros jóvenes usen la imaginación para plasmar historias como la redactada a continuación.

Clara es una mujer de 22 años, joven, guapa, estudia en la Universidad de la ciudad de Grenwich y era su primer día en clase para su carrera de veterinaria.

Se dirigía a coger el metro que iba hacia la Universidad cuando, de repente, vio una tienda vieja en la esquina de una calle.

Consultó su reloj, aún faltaban 20 minutos para que el metro saliera. Decidió acercarse a la tienda; era una tienda de antigüedades. Entró y examinó el interior. Parecía desierta; los estantes estaban llenos de objetos antiguos, jarrones, reliquias, ... todas ellos con un aspecto antiguo y enigmático.

De repente le sorprendió un jarrón que se abalanzaba sobre ella. En un acto reflejo, levantó los brazos y agarró el jarrón milenario antes de que este cayera y se hiciese añicos. Clara, sobresaltada por el hecho, se reincorporó y dejó el jarrón en el estante donde estaba. En ese momento un mujer bajita y anciana salió de detrás de un estante. La veterana mujer, vestida al estilo tradicional oriental con un plumero en la mano pidió disculpas a Clara por haber empujado el jarrón sin querer al limpiarle el polvo.

Clara preguntó a la anciana su nombre y sobre todas esas antigüedades y relicarios que había allí. La mujer, que se llamaba Sophie, explicó que todo aquello era una colección que su difunto padre había estado reuniendo desde joven. Había jarrones mayas, piedras aztecas, cuadros antiquísimos, obeliscos egipcios, pipas indicas, libros esotéricos, telescopios, astrolabios masones, etc.

Clara quedó maravillada ante tanta grandiosidad. La dependienta anciana explicó que venía desde una montaña en el Himalaya, y que vivía en un templo budista.

Clara consultó la hora y vio que quedaban solo 10 minutos para que el tren que salía a la universidad saliese. Le dijo a Sophie que tenía que marcharse y Sophie le obsequió por haber salvado el jarrón milenario de la ruptura.

Clara recibió un estuche dorado con flores de loto atravesadas en una forma geométrica perfecta. Clara se despidió de la señora y salió rauda y veloz hacia la estación.

Cuando llegó a la universidad se encontró con un examen sorpresa. Que mala suerte había tenido, pensaba, no sabía ni una respuesta. Se acordó del obsequio de sophie y decidió ver que contenía aquel estrafalario estuche. Lo abrió y vio que dentro había una pluma metalizada con forma de dragón doradlo. Comprobó si escribía y de repente su mano empezó a escribir y contestar las respuestas del examen solas y de un modo simultáneo.

Cuando la profesora dio las notas del examen Clara se encontró con un sobresaliente. Después de clase Clara acudió a darle las gracias a Sophie por aquella maravillosa pluma. Pero se encontró con que la tienda ya no estaba en aquella esquina y que en su lugar había un zapatería.

Desde aquel día Clara hizo todos sus exámenes con aquella pluma y aprobó todos los exámenes. Se convirtió en una gran veterinaria y vivió feliz.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres